Desembre 2019
Publicitat

TESTIMONI DEMOLIDOR (1)

Per LLUCIA CALDÉS, PSICÒLOGA

Ly (Lydia) és el nom d'una valenta jove, que té actualment 19 anys i que el passat mes d'agost va voler compartir la seva història personal en la xarxa social Twitter.

La vaig contactar i em va autoritzar per parlar sobre el seu cas en particular i esmentar-la. Ella ja sap l'agraïda que estic per la seva generositat i sobretot pel que ha aportat i pot aportar a persones que bé estiguin vivint en aquests moments i en primera persona la seva situació; o que s'identificaran i l'hauran viscuda temps enrere.

El tema a dissertar és la de la importància de com gestionem els desordres alimentaris: obesitat (sí, ho és), anorèxia, bulímia i combinacions de cadascuna d'elles. Però l'interès que em va generar la història de Ly va ser i és, per què tracta un tema tabú; les seqüeles després d'haver patit un desordre alimentari i la maleïda pressió social.

Dic maleïda per no dir perversa pressió social, perquè sense interessar-mos per la persona que hi ha al d'una massa de x quilograms, el que fem de nivell social és fer etiquetatges i prejutjar.

Així el món quedaria dividit entre les persones pro que segons els cànons estarien primes; i les no pro on hi hauria una mescla de cossos que no encaixen en les talles que hi ha a les botigues i en els que la roba no queda com en les fotografies dels/les models als més grossos.

Aleshores a Ly li va passar que quan patia obesitat va viure i sentir el rebuig dels seus iguals, fins i tot va ser víctima d'assetjament i de sobte, comença a perdre pes i les mirades del seu entorn comencen a canviar acceptant-la més. Quan ella en la narració de la seva història matisa, que el canvi l'estava fent per defora, tot i que per dintre era exactament la mateixa persona.

Abans de seguir, coneguem la seva història en el fil biogràfic compartit al Twitter i del que tinc autorització per esmentar.

Llegiu atentament la seva història i continuarem en la segona part.



Font:  https://twitter.com/lyxc_/status/1028641591022571520





Part I:
Abans de març 2016


·       Desde que creo recordar he sufrido de obesidad y si no de sobrepeso. Mi madre desde bien pequeña me llevaba a médicos y prácticamente mi infancia se ha desarrollado en torno a médicos y dietas. Mi infancia fue difícil pero no le voy a dar mucha importancia. Bullying, acoso, insultos a diario y depresión desde bien pequeña. A los 8 años más o menos tuve la primera. Ya tenía sobrepeso pero no era demasiado notable porque siempre he sido muy alta.

·    Llegó la ESO. Un puto infierno, vamos. La gente tiene mucha maldad a estas edades,más que en el colegio. Tendía a taparme constantemente. Siempre iba con sudaderas de este estilo incluso en verano. Se metían conmigo ya no sólo por mi peso si no por mi pronto desarrollo.

·    Dietas y más dietas. Adelgacé a los 13 años unos 18 kilos comiendo sano nada más pero cogí unos 25 en apenas unos meses porque mentalmente no estaba preparada y era muy débil.

·    En tercero de la ESO por peleas de chiquillos me quedé prácticamente sola. No tenía amigos y mi vida era estar en la cama y comer. Cogí una barbaridad de peso.

·    16 años y ya pesaba 106 kg. Obesidad tipo dos, IMC de 38.5. Rozando la obesidad mórbida. Hipertensión arterial, prediabetes, hipermenorrea menstrual, grasa en el hígado, problemas de corazón y un largo etcétera.


29/març/2016


·       Fui al endocrino el 29 de marzo del 2016 y después del una larga charla el médico me dijo algo que no voy a olvidar nunca. "Lydia o adelgazas o a los 30 no llegas". 16 años tenía.

·       El 29 de marzo de 2016 tomé una de las decisiones que más me han marcado en mi vida pero antes de eso vino mucho más.


part II: A partir de març 2016

obviarem fotos per què el morbo NO és el tema


·       Una dieta de 1500 calorías (las cuales reduje sin que nadie se diera cuenta para adelgazar más). Cada alimento se tenía que pesar. 5 comidas al día que seguía a rajatabla. Ni un gramo más, incluso a veces de menos.

·       No pude hacer deporte que eso me lo preguntáis mucho. Durante un tiempo lo intenté. Me levantaba a las 4 y media de la mañana para andar porque mi estado no me permitía correr y así nadie me vería.Ansiedad social.

·       Cuando veía que ese estilo de vida de madrugar tanto no era viable deje el.deporte y me centre mucho en la alimentación. Simplemente procuraba moverme lo máximo posible, no coger ascensores, andar cada vez que podía etc.

·       Pasaron los meses y perdí mucho peso. Muchísimo. En cosa de 5 meses había perdido 33 kg. Todo eran felicitaciones, felicidad, me sentía bien porque los demás me veían bien. Foto de principios y finales del 2016.

·       Seguí adelgazando y con eso venían más felicitaciones. Podía ir a cualquier tienda, coger algo y era mi talla. Podía comer en público sin que me miraran, sentarme en cualquier sitio sin miedo a si entraría o no e incluso di mi primer beso. A los 17 sí.

·       Ya no era la misma persona pero no solo físicamente es que me estaba destrozando mentalmente. De tener una 48 bajé a una 36. Yo me seguía viendo gorda quería seguir y llegaron los problemas.

·       Empezaron las peleas con mi madre. Que no me pongas más, que no quiero comer hoy, eso no entra en la dieta, y más. Tiraba comida a escondidas y me saltaba comidas si estaba sola.Usaba ropa algo más ancha para que no se viera nada y me estanque en una relación que no me hacía bien.

·       Fui al psicólogo de la seguridad social. Citas cada 3 meses como poco y lo único que recibí fueron antidepresivos y un "bueno es que no sé qué decirte". Me iban a internar en un hospital en el que controlarian mis comidas.

·       Dije que no. Soy muy cabezota y lo que me propongo lo consigo me da igual el método pero lo hago. Convencí a mi madre de que estaba mejor porque dejé de pesar la comida. Lo que ella no sabía es que aprendí a calcular el peso aproximado a la vista.

·       Conseguí coger un poco de peso para mantenerme saludable. Unos 5 kg. A día de hoy sigo haciendo dieta porque soy incapaz de dejarla pero al menos me permito transgresiones muy muy puntuales pero aun me siento mal cuando lo hago.

·       Y sí el cuerpo no queda igual después de adelgazar. Tengo piel sobrante, estrías en sitios que normalmente no se tienen y se me notan los huesos en algunas partes del cuerpo. Puede ser feo a la vista pero es quien soy y no me arrepiento de nada

·       Pagué como pude un psicólogo privado que me ayudó de verdad. Me habló de la dismorfia y de que la sufría. Que ya he explicado que es un trastorno que afecta a la percepción que se tiene de uno mismo. La obsesión con una característica, defecto real o no. En este caso no lo es.

·       Por cierto vaya puta vergüenza que se considere un privilegio ir al psicólogo y que la seguridad social tenga monos en vez de profesionales (desde mi experiencia.

·       Realmente no quiero dar tips para adelgazar porque cada uno es un mundo. Yo creo que lo principal si se pretende adelgazar mucho es consultar a un profesional y no a alguien de twitter porque como habéis visto no es tan bonito como ahmira ha perdido 50 kg.

·       También decir que lo hagáis por vosotros mismos y no por nadie y por favor POR FAVOR no os obsesionéis. Perder más peso =/= mejor. Hay que conocer los límites y si podéis y vais a hacer un csmbio así id al.psicologo antes y durante

·       Nada de dietas milagrosas, ni medicamentos, ni matarse haciendo deporte. Dieta equilibrada y variada sin excesos, deporte necesario si se puede y apoyarse en la gente de al rededor. Yo he tenido la suerte de tener un gran entorno que me ha apoyado en todo momento.

·       Mucho ánimo para todo el que lo esté intentando, enhorabuena al que lo haya conseguido y al que haya fallado que no desista. Lo intenté durante más de 10 años hasta llegar aquí. Un cambio no llega en dos días.

·       Queréos en antes del proceso, durante y al final de este. Un número no influye en nada y no sóis menos por pesar más, ni más por pesar menos y viceversa.

·       A los que lo véis desde fuera evitad comentarios del palo de "has adelgazado estás mucho mejor" o "estás más guapx así". NO. Dad la enhorabuena pero no digáis que es mejor contra más delgados

·        Y para acabar gracias a todos por las buenas palabras que habéis tenido. Me ayudáis mucho y espero que todo esto sirva de ayuda. Repito que los mds están abiertos para cualquiera que necesite apoyo o hablar o lo que sea??

 

To be continued…

Autoestima i
alimentació.

La història de Ly: II PART


 

autoestima-ets-jove-fes-te-valer
../ad-48/
Publicitat